Historia de la Agenda

La agenda es un elemento que ha ido ligada al ser humano desde que éste comenzara a medir  el tiempo y, por consiguiente, inventara el calendario. Entonces, la agenda y el calendario tienen un nexo en común, que es la organización en el tiempo de las actividades tanto profesionales como personales del ser humano. En un momento actual en el que la gente vive pendiente de su agenda, ya sea porque tienen que participar en una reunión, un congreso, o presentar un producto en sociedad, llegar a una cita, o recoger a su hijo en la escuela, resulta inconcebible no contar con una de ellas sobre la cual anotar su lista de actividades y tareas.

La agenda es uno de los productos de oficina típicos. Normalmente, dentro de las acciones que se plantea una empresa para organizar su material de oficina anual es comprar agendas para sus directivos y empleados. La agenda de oficina servirá para planificar las acciones relacionadas con el sector en el que trabaja tu firma. Es muy importante tener un proveedor de suministros de oficina.

Actualmente, casi todas las empresas lo adquieren a través de Internet. Es mucho más cómodo poder observar un inventario en una web de material de oficina online o de artículos de escritorio. En estas páginas incluso tienes la posibilidad de adquirir material escolar.

A la hora de comprar agendas tienes que tener en cuenta el modelo que deseas basado en la funcionalidad que los empleados de la empresa le van a dar. Por ejemplo, si es una persona que viaja mucho, que tiene que asistir a muchas reuniones y congresos en diferentes lugares a lo largo del año, deberá contar con agendas de bolsillo. En caso contrario, si esa persona, desarrolla su trabajo sin salir mucho de la oficina, no hará falta que cuente con una agenda de ese tipo. Lo más importante será que sea muy funcional, sin importar demasiado su tamaño.

Desde siempre ha existido la agenda con forma de libro o  libreta a través de la cual la gente ha ido escribiendo sus notas y marcando sus fechas con el motivo de la reunión o actividad. Ahora, gracias a la innovación y a la evolución que ha ido experimentando la tecnología durante los últimos años, mucha gente ha apostado por adquirir en las tienda las agendas electrónicas.

Lo que está claro, es una cosa. Una vida laboral y personal bien organizada repercutirá en tu rendimiento. Uno de los aspectos que definen un buen trabajo y unos buenos resultados es aprender a organizar el tiempo y, alrededor de él, las actividades propias de una empresa o vida personal.

Desde que se inventó el calendario, la agenda ha formado parte de él. Desde los tiempos de los egipcios, cuando ya existían turnos de trabajo para construir las pirámides, o cuando en el senado romano se celebraban las interminables sesiones para organizar la vida política de Roma, ya se estaba empleando una agenda. Los resultados dieron la razón al uso de la agenda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *